domingo, 17 de junio de 2007

Una historia...

Por los Profesores Bea y Carlos Melendez
.
.
El Club de Niños surge como idea dentro de Gas del Estado luego de una visita que varios gerentes de la empresa realizan a la fábrica Citroën en Francia. De allí, luego de ver lo que en el aspecto social se brindaba a las familias de los empleados, "importan" la modalidad y la plasman en nuestro país.
.
Ocurría esto en los años '50, cuando los antecedentes de este tipo de trabajo (las colonias de vacaciones) eran prácticamente desconocidos. Los iniciadores del Club de Niños, fueron Edwin Karlsonn y el Profe Madueño. Fueron 21 hijos de agentes "prestados" por sus padres a los dos profesores antes mencionados, los que comenzaron esta experiencia en el verano de 1959 en el "Club de Tigre", que entendemos había sido recientemente adquirido y no tenía casi nada de lo que conocimos luego.
.
Por ejemplo, el tinglado que fuera usado por nosotros para todo tipo de eventos (teatro, gimnasia, bailes, comedor, etc) fue originalmente el stand de Gas del Estado en la exposición del 150º aniversario de la Revolución de Mayo, que una vez utilizado en dicho evento en el centro de Buenos Aires, se desmanteló y volvió a armar en el Tigre. Esa colonia duró alrededor de tres semanas, en los meses de enero o febrero y quizás aparezca algún memorioso que pueda dar mayores precisiones.



Al verano siguiente, entusiasmados con los resultados, habilitan dos "centros" de Vacaciones Felices, Tigre y Chelforó (barrio de viviendas vecino a la planta compresora homónima). La consolidación se realiza en 1961 con la habilitación de los centros Tigre, Médanos, Conesa, Chelforó y San Carlos de Bariloche, y con funcionamiento los meses de enero y febrero, con tres contingentes de 15 días cada uno y abiertos a chicos de todo el país.
.
Luego de la exitosa experiencia, se proyecta la extensión de la actividad a los fines de semana de todo el año para los hijos de agentes de Capital Federal y Gran Buenos Aires, comenzando así lo que conocemos como Club de Niños, entendiendo que su primer director fue el Profesor Oscar Zunino. No tenemos documentacion, esto es memoria pura. Continuaremos con mas detalles en la proxima entrega.

Nota: El Profe Carlos Melendez estuvo durante mucho tiempo a cargo de la organizacion de las colonias y campamentos de Gas del Estado.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Somos Osvaldo y Elida "los Morínigo" nos estamos olvidando de nombrar el "Gran Doctor Jorge Romanelli toda una institución en nuestro querido y recorado club que todo un personaje.
Vamos a contactar a los Larrivey con quien tengo contacto, trabajamos juntos en un Colegio y le pasaremos esta página para rememorar "esas" épocas gloriosas.

Anónimo dijo...

Hoy al encontrarme con este comentario donde hacen “historia” de cómo nació Club de Niños, sentí, como a todos Uds. les habrá pasado, que son tan tan fuertes los sentimientos que nos dejaron marcados todos esos años de nuestra infancia y adolescencia que no paran de reflotar los recuerdos… pero no se imaginan la ventaja que significa tener un pedacito de ese club compartiendo la vida conmigo…. tener cerca alguien con quien compartir y revivir tantos recuerdos que nunca van a desaparecer de nuestras memorias es maravilloso. Es que nadie que no haya tenido la suerte de poder experimentar esta vivencia de pertenecer al club de niños de Gas podría entender el sentimiento que provoca haber sido parte de “ESE” club……. bueno, alguna ventaja tenía que tener llevar compartiendo juntos 30 años de amistad, noviazgo y matrimonio con Manolo…uff cuanto hace que no lo llamaba así !!!
Insisto, como no voy a querer a ese club si fue ahí que conocí a mi amiga del alma Vero (de Pablo o mas conocida como la hermana del Ñoqui), con quien también comparto la vida, y que me eligió ni mas ni menos que para ser la madrina de uno de sus hijos…. mi ahijado Nazareno.
Sin saber aún de la existencia de este blog, los otros días después del último asado de los hombres, ya habíamos empezado a reflotar acá en casa, muchas anécdotas mientras mirabamos las fotos con nuestros hijos. A los pocos días llamó Felipe a casa. Cuando atendió uno de los nenes me pasó el teléfono y me dijo habla el Sr. Alejandro Giovanetti, a mi solo se me ocurrió decirle - Que haces Feli !!!! Como si hubiese pasado solo unos días del último domingo en el club….y hablamos casi una hora como si el tiempo no hubiera pasado, conservando los mismos códigos, y volvió la magia, esa que nos provocaba la alegría de vivir la semana pensando en que le sábado volvíamos al club, y este blog cargado de anécdotas y recuerdos me termina de confirmar que esa magia está intacta, y es la misma que ahora nos atrapa cada día al revivir el club de niños a través de este blog.
No lo puedo creer...volverlos a ver, y que lindo es darse cuenta que, a pesar del paso del tiempo, seguimos siendo un grupo numeroso. !!!!!!!
Dejo el mail de la familia para los que quieran contactarse con nosotros. Y por favor a los del blog, no dejen de insistir en ubicar a los Fernandez para ver si a pesar de la distancia, pueden organizarse y podemos contar también con Cristina y Alberto el 27 de Octubre.
No se realmente como expresar el sentimiento y la emoción que me provocó saber de todos Uds., por eso les digo gracias por haber estado, por estar y porque seguirán estando.
Besos para todos,
Gabi Carral
losvillella@yahoo.com.ar

Anónimo dijo...

Gacias Bea por la reseña historica. Es interesante saber como se gesto lo que todos nosotros vivimos, sin dudas una buena idea y una excelente realizacion. Mis felicitaciones a Carlos por la parte que le toca. Creo que hoy es muy dificil encontrar algo que se acerque a lo que fue el Club de Niños y las Vacaciones Felices.
Martin Bernasconi

Anónimo dijo...

Que bueno recordar a tanta gente que formo parte de nustra infancia y adolescencia, que bueno este espacio para conectar la neurona pendular y volvera sentir ese tremendo sentimiento de pertenencia al club.
Recordar a Hector Pintos, que si no fuera por el nunca me hubiera alejado de las canchas de tennis, de los Morinigo que junto con Los Stefanini, Los Romanelli , Los Vazquez,mis viejos y muchos mas formaron parte de la edad dorada del tennis en el club.
No se como aparecen recuerdos que ni yo puedo entender, las fiestas de fin de año con mesas el el parque, velas ,conjuntos musicales y premios.Los Antolin y los viajes en grupo a Cataratas (juro buscar esas fotos).
Alargar el domingo quedandonos a comer un asado a la noche para zafar de la caravana de autos que se formaba en el ramal tigre ( o salias a las seis o mucho mas tarde decia mi viejo)
Imposible no estar adicto al blog , viendo quien se conecta, (deberia armarse un banco de datos)
Imposible no parar de recordar anegdotas con mi socio actual y amigo desde duendes (La tonina Martin Bernasconi).
Un abrazo y espero ver a todos en el club... como siempre
Alejandro Pereyra

Anónimo dijo...

No dejo de sorprenderme.
Ahora mi profe de principitos, Cristina Corbelle.
Vos si que tuviste que soportarme desde muy chico.
Bueno, supongo que fue poco ya que aguantar a mi profe de colonia Héctor Pinto desde hace 30 años...
Héctor, que después de esa colonia fue al club y también lo tuve de profe.
No me los puedo imaginar!!!
Muero por verlos.
Les mando un beso grande.

PD. Cristina, te agradezco sacarme del placard de club de niños, cuando era sonámbulo y me encontraron durmiendo ahí.
Igualmente Fernanda Barcelo ya se encargó de develar el secreto de mi actividad nocturna. (ya me voy a acordar algo de ella...)

Jorgito Leggio

Fernanda dijo...

Jorge jajajajajajaja, era pura admiración.
Siempre que bajaba las escaleras empinadas de la secretaría, agarrándome de las dos manos, me preguntaba cómo las habías podido bajar dormido.

Besos, ojalá podamos vernos.

Anónimo dijo...

La historia del CLUB DE NIÑOS, con mayúsculas, no es mas ni nada menos que la historia de quien lo componen, los chicos del club, cuando estaba de males estaban ahí,cuando me casé con mi ex estaban ahí, cuando murió mi viejo, estaban ahí, cuando nació mi hijo estuvieron, cuando me vine a España, me encontré con uno de ellos, El loquito Maniera, Gustavito para todos, y cuando tuve que hacer mi residencia, el puso la firma, con su empresa, cuando volví de visita a la Argentina, me recibieron con un asado, en todos los momentos mas felices, que jamás olvidaré, estuvieron ahí, y el 5 de mayo aunque solo sea por telefono, yo traté de estar ahí Es por eso, que los componentes de ESE CLUB,como dice, la CARRAlllllll, wife de Manolo, son lo que lo hicieron grande, tan grande como las 15 hectareas que lo componen, eran 15?
Nunca los he dejado de querer y recordar.
Sergio Augusto Pomesano
"El Huevo"
ebsserviciosmundiales@gmail.com
0034-617022759

Anónimo dijo...

Las cabañitas...

En mi epoca, los techos eran de paja. Se acuerdan algunos?
Como me asustaban con las arañas, pero no lo suficiente como para no quedarme a dormir. Y yo era de asistencia perfecta. LLoraba sino iba, con tormentas incluidas, aunque despues nos corrieran las inundaciones. No faltaba ni a palos! Como perderme las veladas (bailes, juego de luces, juego de sonidos, cine). Haciamos de todo!
Desarrollabamos lo fisico y tambien lo cultural.
Cris, te acordas?
Yo cantaba de chica (ahora lo sigo haciendo). Entonces me eligieron para hacer una obra de "Luz negra" y yo tenia que hacer de negrita candombera pero me daba vergüenza ponerme un pañuelo con algodon en los pechos. Quien iba a decir el desarrollo que iba a tener despues de los mismos.....
Pero en ese momento tenia 7 años y tenia vergüenza.
Cris, vos me dijiste: "Si no lo haces, lo hace Nelly Villamayor"
Entonces me mande. Y esta era la cancion:
"Yo soy de todas la mas sencilla,
mi piel parece de carbonilla,
no tengo oro ni gran riqueza,
mas todos me aman por mi nobleza.
Mi risa es alegre -ahi me ponia de espaldas al publico y moviendo mi cola decia Tolon, ton, ton. y concluia- mi cara un carbon"

Si recuerdo esto, se imaginan lo importante que fue para mi el club de ninños. Nos hizo crecer de una manera sana, divertida, con valores, ya que los profes eran como nuestros padres. Y estos recuerdos, en mi caso particular, me sostuvieron en los momentos dificiles de la vida que seguramente pasamos todos.


Besos!*

Monica Leggio.

Anónimo dijo...

hola esto es mi nueva adccion, llego re tarde a casa pero sino miro esta pagina no me duermo jjajajj bea quiero verte a eduardo tambien, no se dan una idea lo importante que fueron para muchos de nosostros, con vos entre otras cosas aprendi culo veo culo quiero jajja te acordas cuando nos llevastes alo de tu mama, que idola!!!!! te dejo un telefono al que quiera llame es mi kiosco vivo ahi jjajaja 4-964 5449 candelaria besos a todos

Anónimo dijo...

hola soy cande, estaba penando que la cancionque nos marco es la del club es obvio, y pensaba quew la cancion que me parece a mi que es la que encanja justo es la de bendita la luz de mana presten atencion a la letra y despues me dicen estoy anciosa por que llegue octubre un beso enorme a todos los quiero cande

Fernanda dijo...

Cande, ¿te acordás cuando nos fuimos a dormir a la casa de Cristina Fernandez???.
Lo echamos a Alberto y dormimos las tres en la cama grande!!!!.
Alberto a la mañana nos trajo el desayuno a la cama. Estábamos de reinas durmiendo en la casa de nuestra profe.
Eramos muy chicas, tendríamos unos 8 años.
¿Te viste en las fotos???

Besos

Polito dijo...

Gracias, por las colonias de vacaciones.
Compartir 15 días con argentinos de distintos lugares del pais.
Cómo olvidar a Walter de La Plata, cuando se me escapó una piedra de la mano en Las Grutas y le partí la cabeza. El profe le preguntó que había pasado y le dijo que se había chocado con el parante de la carpa.
Monica esas caminatas en los campamentos volantes en Mascardi.
Alberto Tolosa, esas sopas a la orilla del curso del río en Mendoza.

Anónimo dijo...

Bea: NO SE PUEDE TENER TANTA MEMORIA !!!!!!
Coincido con todos quienes han puesto de manifiesto lo importante que fueron los profes para nuestra niñez, pero esto que aún seguís haciendo, te define.
Sos una de esas personas irrepetibles en la vida de uno. Eduardo: Ya de grandes en un torneo que organizaste en la Mutual, tuve la oportunidad de decirte lo mismo, espero verlos pronto.

bea dijo...

Porqué nos quitan la alegría escondiéndose detrás de un anónimo, si pueden poner palabras tan dulces, tan afectuosas, tan llenas de amor?
Perdonados si no están en Google, que sale solito tu nombre; sinó, pongan el nombre después, o antes como hace Vero, "la del pablo". A Eduardo, le va a gustar también.
No es sólo memoria mía, nos. nos conectamos también, hablamos con Lilí a diario y nos reímos, TE. en mano de lo que releemos del blog, Carlos aportó lo suyo, Cande no se acuerda de las caras pero sí de los nombres, es todo un equipo de neuronas que está al servicio del blog, para que lo disfruten con más información, nada más.
No me canso de leer y releer las chanzas, los diálogos, las contestaciones que se mandan.

Los quiero a TODOS un montón

Anónimo dijo...

Bea: El que sale anónimo y en el último comentario se olvidó de aclarar su nombre, soy yo Beto Ochoa.
Mis disculpas, no tengo la oportunidad de publicar comentarios de otro modo desde el trabajo, y la verdad que paso demasiado tiempo aqui adentro.
Besos mil.

Diana Durán dijo...

Formé parte de esos 21 hijos de agentes "prestados" por sus padres que dieron origen al Club de Niños de Gas del Estado. Mi padre era el Dr. Jorge Durán, médico radiólogo durante más de 30 años en el sector médico de Gas del Estado. Yo, Diana Durán entré con mi hermano Santiago Durán y con mis "primas" Beatriz Yanzon y Liliana Yanzón. Pasé, sin duda, los momentos más hermosos de mi infancia en el Club de Niños. Me entusiasma leer estas historias si bien no encuentro a muchos compañeros, salvo a Susana Maciel y Eva Araujo. Un gran abrazo